Nuevas normas mexicanas para el sector.

Paralelamente en las organizaciones CONAPCI y AMRACI se están elaborando proyectos de normas mexicanas a través del comité́ técnico de normalización nacional para productos de protección y seguridad humana, adscrito a la dirección general de normas de la secretaría de economía. Gracias al esfuerzo de expertos especialistas de todo el país, todo ello con el firme propósito de colocar a México en el sitio que le corresponde en materia de seguridad humana y protección contra incendio.

En estas normas se están incluyendo la certificación basado en competencias antes mencionadas con el propósito de cerrar el círculo virtuoso de elevar los niveles de competencia y seguridad en las edificaciones y ofrecer al usuario mayor confianza y certeza al contratar los servicios de empresas que cuenten con personal certificado

Para su elaboración se han tomado como base los estándares y documentos normativos de la NFPA, UL y FM Global, lo que ha significado un avance importante en los últimos cinco años.

Normas mexicanas de protección contra incendio.

  • NMX-S-066-SCFI-2015 Sistemas de Rociadores Automáticos Contra Incendios – Diseño e Instalación. Ya publicado en el DOF para su aplicación.
  • PROY-NMX-XX-SCFI-2018 Fire Alarm Systems: Inspection, Testing and Maintenance based in NFPA 72. En proceso de elaboración.
  • PROY-NMX-XX-SCFI-2018 Safety – Fixed Fire Pumps – Installation, Inspection, Testing and Maintenance based in NFPA 20. En proceso de elaboración.
  • PROY-NMX-000-SCFI-2018 Pruebas de incendio de presión positivo de conjuntos de montaje de puertas, basada en UL 10C. En proceso de publicación en el DOF para consulta pública.
  • PROY-NMX-000-SCFI-2018 Bombas Estacionarias Centrifugas para Servicio de Protección Contra Incendio, basada en UL 448. En proceso de publicación en el DOF para consulta pública.

Estas normas mexicanas son instrumentos jurídicos de carácter voluntario que aplicarán en territorio nacional y tiene como objetivo establecer las especificaciones mínimas de calidad y aspectos de los componentes, características, diseño, instalación, funcionamiento y métodos de prueba para la fabricación de productos.

Constituyen un gran avance en materia de prevención y protección en nuestro país y aunque en este momento es de carácter voluntario, las dependencias de gobierno deberán incluir su cumplimiento en las licitaciones de obra pública.

Las NMX, por definición, son voluntarias, salvo en tres casos:

  1. Licitaciones Públicas.

Deberán exigir el cumplimiento de las normas oficiales mexicanas (NOM) y normas (NMX) según proceda tanto en programas de adquisiciones como de contratación y se apegarán en caso de controversia a ellas. 

2. Cuando un particular señale que cumple con una NMX.

3. Cuando una NOM exige su cumplimiento

Estas normas ofrecerán certidumbre a la industria y a los especialistas de sistemas contra incendio para garantizar la seguridad de las personas y la continuidad de operaciones de los distintos sectores productivos y aunque hoy no se logren ver los resultados, estos los veremos en el mediano plazo.

Fuente: Revista ContraIncendio